eterLas puertas de la percepción se cierran y se abren…

Estamos cerrando la vuelta a un ciclo de un laboratorio sensoperceptivo, de los cinco elementos, el cual inició con el Agua y hoy finalizamos con el más sutil de ellos, el Éter, la quinta esencia.

La Kinescencia, nombrada también como la energía del vacío, lo que viene después de los cuatro elementos, es decir, un quinto elemento, al que también se le denominó éter o alma.

Fue definida como Quinto ser de una cosa mixta… Como un alma muy sutil extraída de su cuerpo y de la superfluidad de los cuatro elementos, a través de una muy sutil y muy perfecta destilación, y por ese medio se espiritualiza, es decir, se vuelve muy espiritual, muy sutil, muy pura, como incorruptible, astral y celestial…

La invitación es a sumergirse y a explorar desde la sensopercepción en esa sutil y profunda energía, junto al pulso del tambor, sonidos beat, humos, olores, oscuridad.

La actividad se realizará el sábado 31 de agosto, de 10:30 a 13:30 horas, en el liceo Matilde Brandau de Ross.

Facilitan: Niza Solari Oyarzo y Petronila Escudero.

Consultas e inscripción: circulosocialdeterapeutas@gmail.com